miércoles, 19 de octubre de 2016

Entre el cielo y la tierra

Fotografía Guillermo Carrió
Entre el cielo y la tierra

Hay un lugar en el mundo
que me habita de pies a cabeza.
Un lugar de luz tenue y dramáticas aristas,
que me ensancha el corazón.
Hay una hora entre el cielo y la tierra
en que el futuro se anuda con el presente.
Una hora de completa entrega
a la contemplación que crece y se bifurca.
Hay un lugar entre montañas
como un laberinto de viento y voces,
que transita el destino y el tiempo,
que retrasa la muerte
y la marcha.

Miel de Luna

Fotografía de Guillermo Carrió


 Miel de luna

Saliste mujer, luna de conquista,

a colonizar tu vida perfumada de dulzor.
Vestida de frescura en la tarde,
tentadora de calor y de amor.
Saliste exudando la luz indecente
del deseo, del barro, donde 
el universo se condensa y se expande.
Saliste mujer, luna amante,
Resuelta en felicidad llena,
desvanecida en soledad menguante.
Clavaste tus raíces en el medio del pecho
y del cielo.
Allí, donde el son de tu cadera,
hechizó el aire de candombe y murga.
Aquí, donde el recuerdo de tu ternura
es la isla, el refugio, después de la batalla.