miércoles, 19 de octubre de 2016

Entre el cielo y la tierra

Fotografía Guillermo Carrió
Entre el cielo y la tierra

Hay un lugar en el mundo
que me habita de pies a cabeza.
Un lugar de luz tenue y dramáticas aristas,
que me ensancha el corazón.
Hay una hora entre el cielo y la tierra
en que el futuro se anuda con el presente.
Una hora de completa entrega
a la contemplación que crece y se bifurca.
Hay un lugar entre montañas
como un laberinto de viento y voces,
que transita el destino y el tiempo,
que retrasa la muerte
y la marcha.

2 comentarios:

Escribir, coleccionar, vivir dijo...

Me pasa que, según el estado de ánimo, en esos días de luz tenue y aristas, el corazón se me ensancha de gozo o profunda incertidumbre, ¿con qué llenar un corazón que se abre con absoluta honestidad?

Paula Seufferheld

Marisa Perez Alonso dijo...

Sin duda que es un buen alimento para el corazón la poesía. Sin duda que el corazón se prepara para lo mejor con música y sin dudas que la sonrisa cómplice de una amiga te asegura la honestidad. Gracias, Paula.